• Address: 7563 St. Vicent Place, Glasgow
  • Phone: +777 2345 7885:  +777 2345 7886
  • Hours: 7 Days a week from 10-00 am to 6-00 pm

Casi nadie tiene suficiente fuerza de voluntad para ignorar lo que está sucediendo a su alrededor. Eso se debe a que prestar atención a cualquier cosa que pueda ponernos en peligro o afectar nuestras vidas y es vital para la supervivencia de la especie humana. Incluso hoy en día, nuestra biología nos previene de enfocarnos completamente en una tarea cuando otros elementos están a la vista o pueden ser escuchados. Súmale a ello la infinita cantidad de fuentes de distracción con los que contamos en nuestra vida moderna, y reconocerás lo difícil que puede llegar a ser concentrarte en tus tareas; ni hablar si trabajamos desde casa, donde tenemos la comodidad de simplemente parar cuando nos apetezca.

Ese no debe ser el caso, trabajar desde casa tiene muchas ventajas y una de ellas debe ser poder tener mejor rendimiento. Aquí te contamos unos cuantos tips para trabajar desde tu oficina hogareña.

Escoge un punto aislado de tu casa: pon tu oficina tan lejos como puedas de las áreas sociales de tu hogar. Ya sea la sala, la cocina o tu propia habitación. Puede que suene obvio, pero a veces queremos estar en el centro de la acción y pensar que igualmente podemos trabajar, quizás seas muy efectivo, pero no estás siendo eficiente.

Recibe luz del sol: mantenerte recibiendo luz del sol durante del día ayuda a que tus ritmos circadianos estén en sincronía con tu locación geográfica. Cuando tus ritmos no son correctos, tu rendimiento es peor, las heridas sanan más lentamente, y caes en un estado físico y mental muy débil. Así que escoge un sitio de tu casa que reciba mucha luz natural y trata de evitar el trabajo nocturno.

Reduce la complejidad visual: para prevenir la sobrecarga cognitiva cuando realizas tu trabajo, es importante que tu área de trabajo no tenga muchas cosas que ver. No tengas tantas cosas dentro de tu área de trabajo, con un cuadro o un poster para descansar la vista un poco ya es suficiente.

Techos altos: pensamos mejor y con más creatividad en espacios con espacios visuales verticales, así que si tienes la posibilidad, coloca tu oficina en el área de tu hogar donde estén los techos más altos, siempre y cuando ese espacio también esté libre de distracciones.

Sonido: ¿has tratado trabajar mientras escuchas ruido blanco?, ese es el sonido que puedes escuchar en tu radio entre estaciones; las investigaciones han demostrado que el ruido blanco ayuda a mantenernos concentrados y ciertamente es mucho mejor que escuchar música. Es muy fácil perderse en las letras de una canción que nos guste o en su instrumentación. No obstante, la música puede que te ayude a hacer el trabajo mecánico más rápidamente, pero si quieres ser creativo, el ruido blanco es tu mejor opción.

Naturalmente, trabajar desde el hogar tiene infinitas ventajas, pero si quieres sacar el mayor provecho, es necesario que seas tan disciplinado como si estuvieras en una oficina corriente. Excepto, claro, que esta vez podrás trabajar en pantunflas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE